sábado, 29 de diciembre de 2012

Reseña: Hearts In Darkness


Ficha Técnica

Nombre: Hearts in Darkness (+18)
Serie: -Tomo único- Versión Electrónica
Autora: Laura Kaye
Editorial: The Wild Rose Press
Fecha de Publicación (EEUU): 21-Abril-2011
Género: Erótico, Romance, Ficción para Adultos

-No disponible en México-


Sinopsis

Makenna  James  piensa  que  su  día  no  puede  ser  peor,  hasta  que  se encuentra  atrapada  en  un  oscuro  ascensor  con  un  completo desconocido. Distraída por una llamada telefónica y haciendo malabares con demasiadas cosas, la contadora de traje a rayas sólo ve un breve atisbo de un dragón tatuado en su mano antes de que las luces se apaguen.

Caden Grayson se divierte cuando una pelirroja, literalmente, cae a sus pies. Su  diversión  se  convierte  en  pánico  cuando  falla  la  energía.  A  pesar  de  sus piercings,  tatuajes,  y  atroz  cicatriz,  se  aterroriza  de  los  espacios  oscuros  y confinados. Ahora, está atrapado en su peor pesadilla.

Para combatir el miedo, entre ambos deben alcanzar hablar y abrirse hacia el otro. Sin  nociones  preconcebidas  basadas en  la vista  para  sujetarse  y  sostenerse, descubren  lo  mucho  que  tienen  en  común.  En  la  caliente  oscuridad,  la  atracción crece y las chispas vuelan, pero ¿sentirán lo mismo cuando las luces se enciendan de nuevo?





Booktrailer 
(Tengan en cuenta que es una autora autopublicada)





Reseña
El corazón antes que el físico


El día de Makenna James no ha sido bueno, empezando con que el tacón de su zapatilla se rompió y tuvo que regresar a casa para cambiar sus sandalias por unos zapatos que le lastimaban la punta de los pies, pasando por que su jefe no deja de joder con que tienen que terminar el proyecto que tiene actualmente (aunque sea viernes), su computadora falleció, y si a eso le sumamos que tiene que correr a alcanzar el elevador, y entre tanto, su celular se ha caído, y la batería se perdió en algún lado en el piso donde subió al ascensor… sí bueno. No ha sido para nada un buen día

Lo único que Makenna (Supongo que se pronuncia Mequeina) ve del buen samaritano que detiene las puertas del ascensor antes de que se cierren del todo para que ella pueda entrar, es que tiene un tatuaje de un dragón en el antebrazo… y es todo. No sabe quién es, cómo luce. Pero sí sabe algo. Su día no hace más que empeorar cuando el maldito elevador se detiene… y se queda a oscuras con un extraño…

Empezando por Makenna, su personaje me ha parecido bastante agradable, es alegre, luchadora, un alma caritativa, noble, compasiva, educada, sufre cuando los demás sufren, y busca la manera de quitarles el dolor, además de ser una chica que si no fuera por sus amigas de universidad, vestiría ropa de hombre al haberse criado con 3 hermanos, luego de que su madre falleciera de cáncer cuando ella tenía 3 años. Sin duda puede que ese también sea el motivo de que escogió una carrera donde al parecer, sólo interactúa con hombres. Su personaje es fuerte, divertido y serio cuando se requiere, sacándole lo  divertido a la seriedad, lo que hará después de que conozca a Caden, el Buen Samaritano, o Buen Sam, que detuvo las puertas del ascensor para que ella subiera. Conforme pase el tiempo, se dará cuenta de que muchas veces nos dejamos llevar por la primera impresión (vista) sin detenernos a ver más a fondo a la gente, sus sentimientos, su personalidad, el porqué de cómo son

Caden Grayson es paramédico, está a punto de salir del edificio donde tenía que firmar unos papeles de la herencia de su padre, dispuesto a agachar la cabeza para que se alejen de él, cuando una desorganizada pelirroja entra en el cubículo del elevador y su sarta de maldiciones logra alegrarle el día a Caden (Espero, espero que sea la pronunciación Queiren), y que sólo logra calificar como de mierda, aunque tiende a sacar lo mejor de ellos por naturaleza, y la pelirroja es algo divertido de ver… hasta que el elevador se atasca… y todo queda a oscuras… Mier-da.


Pelirroja desapareció, junto con todo lo demás, a la vez que el ascensor se sacudía hasta detenerse y las luces se apagaban.

Caden jadeó y se tropezó en la esquina del ascensor. Apretando los ojos, bajó la cabeza a las manos y contó de diez hacia atrás, tratando de recordar sus técnicas de respiración, tratando de evitar volverse loco. El espacio confinado del ascensor era una cosa ¿Pero espacios confinados sin luces? De ninguna manera. El latido de su corazón y la tirantez de su pecho le dijo que era un maldito quiebre


Sip. Tenemos seeeeeeeeeeeeerio problemas

¡Amo! ¡Amo el personaje de Caden! Es un personaje que se me ha hecho de lo más dulce a pesar de que su cuerpo está cubierto por tatuajes y percings que como veremos a lo largo del libro son algo así como una armadura. Su personaje me ha enamorado en cuanto se ha visto cómo es: Caden es dulce, amable, divertido, generoso, muy atento, se preocupa por los demás y a pesar de su cruel adolescencia, no se ha vuelto alguien violento, sino todo lo contrario, alguien que es muy sensible, quiere ayudar a los demás para que no pasen por lo que él pasó alguna vez y que desea superar sus miedos, empezando por su claustrofobia. Un personaje de lo más duro por fuera pero de lo más dulce por dentro cuando podemos conocerlo a través de Makenna

La trama de Hearts in Darkness no es muy movida, teniendo en cuenta que todo el drama se desarrolla en un elevador de no más de yo creo metro y medio de ancho y largo, a oscuras, y con dos personas, pero esas dos personas han bastado para mantenerme enganchada al libro. Los personajes no evolucionan o cambian su carácter porque todo el asunto pasa en menos de un día, pero podemos ver cómo trabajan para apoyarse uno al otro, enfrentar los miedos de Caden a la oscuridad y los espacios cerrados (Que es quien más se lleva el peso en la historia por sus problemas) y conocerse un poco más. Abrirse a otro ser humano… que es su vida han visto

Lo único que Caden conoce de Makenna es su mata de pelo rojizo rizado cuando llegó al elevador, y que le fascinó desde el momento que vio por la forma en que caía sobre su hombro… ocultando su cara. Además del olor que desprende su melena roja…. y que tiene ojos azules porque ella se lo dijo

Makenna lo único que ha visto de Caden es la cabeza de dragón en el dorso de su mano cuando entraba en el ascensor. Y no más. Sabe que tiene el cabello prácticamente rapado, ojos castaños, porque él se lo dijo… pero no sabe nada más allá de su tatuaje y que huele increíblemente llamativo a causa de su loción de afeitado.

Sin duda un empiezo bastante peculiar

Algo que me ha gustado mucho de Hearts in Darkness es la forma en que nos muestra cómo deberíamos de enamorarnos, aquí ellos lo hacen por su forma de ser, por sus sentimientos, y no por su físico, que tal vez y tiene cierto peso en la atracción, pero al final del día no acaba de ser lo más importante cuando te enamoras por los actos de una persona. Me ha gustado mucho cómo eso lo saca a relucir cada que puede, demostrando que uno se “Enamora” de alguien cuando lo conoce, conoce sus secretos, las cosas que le gustan, y esta “Atraído” por alguien sólo por la forma de su cara, sus ojos, su cuerpo. Sin duda las diferencias que hace Laura entre estos dos conceptos y deja aquí en claro me han llamado mucho la atención y creo que han mandado un mensaje muy importante sobre la menara en que una persona debe sentirse por otra, que debemos dejar de ser superficiales y tomar en cuenta lo que de verdad vale la pena: la persona por cómo es, no por cómo luce

Conforme la trama se va desarrollando, y que se basa mucho en el juego de hacerse preguntas hasta fastidiarse, vamos conociendo un poco más de Makenna y Caden, sus demonios, las cosas que les gustan, las que no, he incluso cómo fue “su primera vez” para cada uno. Caden dice las cosas directo, no le gusta callarse, es curioso y buscara la forma de encontrar las respuestas, incluso si eso significa arriesgarse a invitarla a comer pizza. Makenna es directa, no se deja intimidar tan fácilmente por Caden, y lo sorprenderá unas cuantas veces por su facilidad para decir las cosas, como si fueran lo más normal y no algo difícil de hablar. Y a cada momento que pasa, ambos sienten como si estuvieran hechos el uno para el otro, no importa si son guapos o no, si sus expectativas físicas se cumplen o no. Lo único que saben es que se necesitan el uno al otro por cómo son. Algo que simple y sencillamente amé

Y cuando la atracción crece cada vez más y más, hasta que se vuelve insoportable… llegamos a las escenas por las cuales no es apto para menos de 18 años como si el que dijera eso los detuviera ¬¬’ que si bien, las primeras dos escenas no son de sexo es sí, sino de unos cuantos besos bien apasionados, manos perdidas entre sostenes y ropa interior al grado de ponerte a gritar de las sensaciones y manos viajando a través de estómagos duros, la química entre ambos, incluso ahí, en esos momentos de intensidad es innegable y sólo hace que se deseen más y más, al grado de casi dejar todo en el olvido y decir sí… para después gritar ¡SÍ, SÍ!... hasta que las luces se encienden... por segunda vez… y llegan a sacarlos del elevador

La hora de conocerse ha llegado

¡RAZIEL, LA HORA TEMIDA!



Y ninguno de los dos es lo que el otro pensó que sería.

Y como en los cuentos de hadas el jorobado no se quedó con la Gitana… digo… todo es perfecto… ¡Caden es un modelo oscuro! Y ¡Makenna es un ángel pelirrojo! Oh, sí… no podían ser un chico ardiente y una chica normal, o un chico normal y una chica ardiente. ¡No, qué te pasa! ¿Cómo? ¬¬’ espero se haya notado el sarcasmo

En el momento en que las luces se encienden, el elevador resulta que ya funciona y no hay más restricciones… la hora de la verdad a llegado: Conocer la cara de Caden y la cara de Makenna. Por un laaaaaaaaaaaaargo momento, nada sucede, ninguno de los dos se mira a la cara porque está perdido observando el cuerpo del otro que aun arde en la lujuria que ya estaba a punto de consumarse y que nos los dejan colgados. Pero en el momento que Makenna posa sus ojos en el rostro de Caden temiendo que no sea tan guapo como ella esperaba y regañándose mentalmente por eso, diciéndose que no importa su aspecto, sino su personalidad (¿Ven? ¡Eso es lo que se debe de hacer!)… el mundo se estrella contra ella, y un sólo pensamiento cruza su cabeza, mientras está boquiabierta:


¡Es jodidamente hermoso!


El pensamiento que se lleva las palmas:

Lentamente,  levantó  la  cabeza  y  se recostó  sobre  su  regazo,  manteniendo los  ojos  en  su  estómago  todo  el  tiempo.  Le  preocupaba  cómo  pudiera  lucir  él, luego  se  odió  a  sí  misma  por  siquiera  pensar  algo  tan  superficialFinalmente resolvió poner a un lado esas preocupaciones. Makenna admiraba mucho lo que ya sabía sobre Caden, no había manera de que no percibiera su belleza interior en su apariencia física, cualquiera que fuese.

¡Qué bonito!


Y de hecho es cierto. Caden posee un rostro de facciones duras, absolutamente masculinas, ojos marrones con largas y gruesas pestañas, cabello rapado terminando en un cola de viuda negra (¿Sí se dice así?), 2 percings (Que Makenna por calenturienta ya había probado), y un cuerpo que si la lujuria ya se le había pasado, no le acerquen un encendedor o va a explotar. Caden es hermosos, caliente, increíblemente guapo, atractivo con un cuerpo que es para tirar la baba ya que es alto, con un estomago bien marcado, piel tostada, y tatuajes que se ven bastante apetecibles, pero hay un problema…

Sus pequeños besos castos parecen estar diciéndole adiós

¡NOOOOOOOOOOOOOO!

Makenna es un ángel vuelto persona… o así lo vi yo. Es de piel blanca cremosa, con una estela de pecas por todo el pecho, además de mejillas sonrosadas, labios rellenos y posee unos increíblemente cálidos ojos azules. Hasta ahí llega su descripción. Sin embargo, Caden la califica como hermosa a más no poder, y espera entre los dos halla un futuro “prometedor”

Antes de que la mano de Caden pueda salir del lugar donde está “cautiva”, Makenna se le lanza a besarlo por toda la cara, sin duda emocionada y preguntándose qué haría para que el Buen Señor le diera semejante regalo justamente el día de hoy que no había sido tan bueno, hasta que los besos de Caden intentan no ser tan locos para no lastimarla, alguien grita si hay alguien ahí…

Y Makenna asume lo peor

Algo que me ha gustado mucho de Laura plasmado en Makenna es la tendencia de las mujeres a asumir lo peor en las situaciones donde sabemos que somos vulnerables. No todas lo hacen, hay muchas muy fuertes, pero la inclinación de la mujeres, al menos de las que he observado, o prestado atención a sus reacciones en determinadas situaciones (sobre todo las del corazón), siempre, SIEMPRE se van por los peores escenarios de su mente, y aquí vemos un claro ejemplo con Makenna, quien ya se viajó bien lejos porque cree que Caden la va a dejar porque o no es bonita o es demasiado recata o nada más ya no le gustó sólo porque sí

Desde el momento que las puertas del elevador se abren, tanto Makenna como Caden asumen lo peor sobre su relación que había ido tan bien con las luces apagadas. Ahora, ni uno ni otro sabe qué esperar exactamente porque no saben lo que el otro está pensando, hasta que uno de los dos decide tomar la iniciativa y dejar las cosas en claro respecto a su relación, respecto a lo que pasó en el elevador, y respecto a lo que eso conllevará para su futuro

¡SÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍÍ!

Y es ahí, señoras y señores… donde llegamos a las escenas no aptas para menores de edad, porque… ah, sí, esta señora autora de este libro nos detalló hasta la forma en que el dedo del pie de uno pisó al otro. Creo que es la escena de sexo más larga que he leído alguna vez, con sus respectivos momentos “previos a” que te mantiene al filo del asiento y gritándole a uno y otro “¡A qué hora!”, pero sin duda, cuando todo el apogeo empieza… pues uno se queda… sin palabras y dices ¡OHMYGOD! Ok, puede que no tanto, pero sí llegas a enarcar las cejas.


–Makenna –jadeó, su voz suave y seductora–. Te deseo tanto. –Él se retiró de vuelta hasta que pudieron verse el uno al otro, y luego se acercó y colocó su cabello detrás de su oreja–. ¿Qué quieres?
A regañadientes, ella retiró su mano de acariciarlo y llevó ambas manos arriba para acariciar su rostro.
–Todo. Lo quiero todo contigo

¡Niñas, no vean! xD

Las escenas son narradas por ambos, con un poco de retroceso en donde se cortó la escena desde la perspectiva del otro personaje. El libro es en tercera persona, pero desde la perspectiva de cada uno por lo que no te pierdes de cada pensamiento de ninguno de los dos, que son bastante esperanzados unos o bastante dulces los otros. Algo que me ha gustado de esta escena entre estos dos personajes es el control que ambos poseen. Ni uno domina al otro ni le prohíbe esto u el otro, es un juego de roles muy bien descrito que me pareció muy bueno, donde además vemos a uno y otro incitándose por “más” sin pena y disfrutando de lo que están obteniendo, y donde demuestra el papel de una mujer como debería de ser en esos “momentos”: con derecho a control también, sin pena de decir lo que desea y hacer lo que desea. Creo que eso también es un punto significativo que ha tenido mucho peso

El libro termina justo unos minutos después de acabada semejante actividad física donde yo creo los dos bajaron como 5 kilos de peso y me ha dejado con un buen sabor de boca. Independientemente de que esté catalogada como para mayores de 18 años, donde no hay escenas muy, muy fuertes, sólo una, y al final, me ha parecido un libro de cierto modo muy dulce, que desempolva la esencia de lo que el enamoramiento debería ser en toda la gente y que nos muestra cómo no debemos dejarnos llevar por las primeras apariencias no tan alentadoras, porque nunca sabemos si lo que encontraremos dentro será algo completamente diferente y hermoso


Ella se había dado cuenta y no lo dejó salirse con la suya; como lo había estado haciendo toda la noche. Y él… la amaba por eso. Sí, ni siquiera voy a fingir que es otra cosa. Porque, en ese momento, cuando ella lo besó –le besó la cicatriz– y le dijo que le gustaba y lo arrastró de vuelta desde el borde de una espiral ascendente, pensó que podría estar enamorándose de Makenna James
:’3


Un libro corto, lento, divertido, que nos muestra el lado dulce y pasional de las cosas, con unos personajes adorables y que sin duda… te dejará con una sonrisa esperanzadora en la boca.



Puntos a favor

La forma en que Laura nos narra el libro, en tercera persona pero desde la perspectiva de ambos ha hecho que sea posible conocerlos a ambos muy a fondo y ver cómo son en realidad, sus pensamientos, ideas, esperanzas, lo cual sólo vuelve la lectura más atrapante si es posible

La forma en que Laura centra el libro en conocer a la gente a fondo, y no sólo dejarte llevar por el físico es algo que me ha gustado mucho y me ha parecido bonito de expresar en la lectura (sigo siendo una romántica por muy dura que me vea xD), porque creo que es algo que se está perdiendo poco a poco. Sí, son guapos  y se aman, pero no vemos cómo primero se enamoran por ellos mismos y después por el físico, y sin duda eso a Laura le ha dado muchos puntos a favor

A pesar de que la trama sólo se lleva a cabo en un elevador por más de la mitad del libro y entre dos personajes solamente, en ningún momento se hace aburrida o tediosa, porque Laura supo manejar las emociones en cada página y a cada momento sabes más y más cosas de los personajes, que responden al por qué de su acciones y sólo hacen que los adores más y sin duda no puedas parar de leer

Algo que también me ha gustado de este libro es la forma en que recalca el “dónde deberíamos estar”, pero con respecto a una persona, a tu complemento, a tu alma gemela, que no dejas de buscar y demuestra aquí, con el deseo de Caden de poder pertenecer a ella porque es algo que él simplemente no había experimentado antes con otra mujer, o en Makenna, con su deseo de estar con él por lo dulce que es, cuando ni siquiera lo conoce por más de un día pero la oscuridad les ha brindado el conocimiento de 6 meses. Creo que eso se me hizo muy romántico :’3

Otro punto bastante importante también es la forma en que los personajes se cruzan por completo (?), ya que el hombre aquí no es duro, irrompible, fuerte y todo lo puede o sabe, o la mujer débil, llorona y sensible en niveles alarmantes. No. Aquí los papeles se intercambian y vemos un hombre sensible, bondadoso, muy dulce y lleno de esperanza de encontrar su amor verdadero, además de una chica con tendencias marimachas por vivir con puros hombres, aunque no significa que le gusten las mujeres, que es fuerte, divertida, ocurrente, y con mucha iniciativa para todos los ámbitos. Otro punto muy valioso que demuestra que ni hombres ni mujeres deberían tener marcada la característica rudo o débil respectivamente, porque no es cierto. Somos un conjunto de ambos

El punto que más me ha gustado: ¡Caden! Sí, ya lo dije muchas veces, pero no podía detenerme. Caden es un personaje que amé casi desde el primer momento, porque es dulce con tendencias a “me voy a volver diabética”, sensible, comprensivo, amable, herido por el pasado y deseoso de que una mujer cuide de él, que lo ame como siente no se merece, que a cada hoja que pasaba, lo amaba más  y más por su forma de ser tan tierna y que me recordó un poco a Jack de Lazos de Sangre. Sin duda Caden es uno de mis nuevos amores por su personalidad tan tierna



Puntos en contra

Sólo uno, y es… sí, donde usé el sarcasmo: ¿Por qué no Caden fue normal con tatuajes?  ¿Makenna una chica con lentes bastante normal? Si bien a muchos no les gustaría eso, creo que deberíamos dejar en claro que no hay que discriminar a la gente por si es bonita o no. Es más, creo que la palabra belleza no debería existir, porque cada uno es bello a su manera. Hay mil formas de belleza. Pero bueno. Creo que el punto de que los dos fueran demasiado bonitos cuando se supone te enamoras por quién es y no cómo es, fue algo que apagó tantito la emoción del libro, aunque si bien, Laura remarca heridas que demuestran que nadie es perfecto o muy bello que recomponen la lectura


Un libro dulce, que trata sobre conocer a la gente más profundamente, la necesidad de pertenecía a alguien que te brinde amor y la forma en que la gente enfrenta sus miedos y heridas del pasado a su manera, pudiendo volverse aislada para no terminar herida. Una lectura lenta, con sonrisas de por medio, mejillas sonrosadas de repente, y un gran mensaje del amor verdadero que no puedes dejar de leer



Calificación
☆☆☆☆
4/5




3 comentarios:

  1. Maldición y yo que trabajo en la planta baja xD adiós a mi sueño de enamorarme locamente en un ascensor xD

    BTW: me choca tu identificación de comentarios grrrrrr...

    ResponderEliminar
  2. Ame tu reseña (todas son geniales, de verdad :D xD) :D definitavemente me hiciste reir jajajajajaja xD y el libro es incrible xD, gracias por lo que haces :D :D :D

    ResponderEliminar

¿Qué opinas? :)

Todos tenemos derecho de expresar nuestra opinión, pero recuerda que es siempre con respeto hacia los demás y sus opiniones. Cualquier comentario ofensivo y/o agresivo será eliminado

NO SPOILERS, POR FAVOR. No arruinemos la lectura de los demás como nosotros no queremos que arruinen la nuestra ;)

Te recordamos que The Scarlett's Place NO es un blog de descargas ni mucho menos envío de PDF's. Es sólo un blog de reseñas literarias :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...