martes, 13 de noviembre de 2012

Reseña: Cinder (Crónicas Lunares #I)


Ficha Técnica
Nombre: Cinder (Crónicas Lunares I)
Serie: Crónicas Lunares
Autora: Marissa Meyer
Editorial: Random House Mondadori, Montena
Fecha de Publicación (España): 22-Marzo-2012
Fecha de Publicación Original (EEUU): 3-Enero-2012
Género: Juvenil
-Disponible en México sólo en versión Epub- (¡Los odio!) 

Sinopsis
Bienvenidos a Nueva Pekín, metrópoli central de un mundo futuro donde humanos, ciborgs y androides coexisten en precaria convivencia, amenazados todos por una extraña y caprichosa plaga mortal para la que los científicos no encuentran cura.
Esa es la ciudad en la que vive Linh Cinder o, simplemente, Cinder, una ciborg que, por serlo, es odiada y despreciada por todos, y sobre todos, por Adri, su madrastra, cuyo amor y respeto jamás ha tenido a pesar de que gracias al trabajo de Cinder ella y sus dos hijas, Pearl y Peony, pueden salir adelante y aparentar más de lo que son. Aunque no todo son malas noticias: Peony es su mejor amiga. Su mejor amiga humana.
Sabe que no lo logrará, pero no deja de alimentar la esperanza, que sabe vana, de ganarse el favor de su familia y de ir, ¿por qué no?, al baile real que cada año se celebra en Palacio. Pero es el cuento de nunca acabar porque Adri, que no deja de prometerle lo mejor para cuando acabe lo que sea que tiene que hacer, siempre le tiene guardada una tarea nueva, que arregle el levitador o cualquier otro cachivache.
Porque Cinder es la mejor mecánica de Nueva Pekín, y tan grande es su fama que el mismísimo Príncipe Kaito, heredero de la Comunidad Oriental, ha acudido a su cuchitril en el mercado para confiarle el arreglo de su androide. «Contiene información confidencial y es una cuestión de seguridad nacional que la recupere… antes de que lo haga otra persona», le explica.
Vale, Cinder es una ciborg pero no es de piedra, y ese príncipe se demuestra capaz de alterar todos sus circuitos. Pero se cierne sobre ella, sobre ellos, una amenaza más grave que el enamoramiento: la de una fuerza procedente del espacio exterior que aguarda el momento adecuado para atacar la tierra. 




Sinopsis Alternativa
Humanos y androides abarrotan las ruidosas calles de Nuevo Beijing. Una plaga mortal está haciendo estragos entre la población. Desde el espacio, la despiadada gente lunar vigila, esperando el momento adecuado para hacer su próximo movimiento. Pero nadie sabe que el destino de la Tierra depende de una sola chica. Y esa chica es Cinder, una humana con implantes robóticos que trabaja como mecánica, reparando androides. Cinder es una ciudadana de segunda con un misterioso pasado, maltratada por su madrastra, quien la culpabiliza de la enfermedad que ha sufrido su hija. Hasta que un día se cruza en su vida el apuesto príncipe Kai y surge una atracción prohibida. Atrapada entre el deber y la libertad, la lealtad y la traición, Cinder tendrá que descubrir los secretos de su pasado para proteger el futuro del mundo



BookTrailer








Reseña 

“Nada es lo que parece” 

Como todos saben, y si no, pues tomen nota: esta saga de 4 libros está basada en los lindos y hermosos cuentos adaptados por Disney, de esos que vimos sus películas cuando todavía no se la pasaban solamente cantando y era normal casarte sin rebasar los 17: Cenicienta, Caperucita Roja, Blanca Nieves y Rapunzel. Y de ahí que a la mejor le tengan cierta aversión porque pueden pensar que es una completa usurpación de Cinderella a la que nada mas le cambiaron unas cuantas cositas y ya ¡Ya tenemos libro de Cinder!... Pero ahí les va la mala noticia: ¡No es así! No se dejen llevar por las apariencias y empecemos por el lugar donde se ambienta esta historia: Nueva Beijín 

Nueva Beijín surge después de la Cuarta Guerra Mundial (La tres nunca se mencionó), un lugar que ya no se parece a la antigua Beijín, pero que intenta lo más que puede, conservar sus costumbres. Es, como actualmente en la Cultura Oriental, un lugar ATESTADO DE GENTE, o sease… ¡Muchos chinitos! Que en serio, sin ánimo de ofender, pero yo no puedo diferenciarlos unos de otros. Y así como está atestado de gente, también lo está de androides, med-droides, y Ciborgs, los cuales son aborrecidos por los humanos por el simple hecho de existir cuando, de hecho… ellos los crearon. Qué irónico, ¿verdad? 

Portada en inglés
Y uno de esos tantos ciborgs, es Linh Cinder, de diecisiete años, quien, después de un accidente en levitador, por el cual tiene una mano y un pie biónicos, no recuerda nada de su familia antes de ser transportada de Europa a Nueva Beijín porque, ah, sí, Cinder no es de ahí, ella tiene rasgos europeos, y lo único que sabe es que quien la adoptó a los 11 años es Linh Garan quien murió de la plaga en Europa; vive con su madrastra, Adri, que es un desgraciada de primera y siempre busca la manera de hacerla sentir mal, echándole la culpa de la muerte de su marido en su viaje a Europa, donde acogió a la linda Ciborg y que si no hubiera sido por ella, él aun estaría vivo, o la manera de tenerla trabajando, llegando, una vez, cuando el libro se desarrolla, a un nivel increíble, y ¿para qué? Para pagarse todos los gustitos que a ella y sus hijas se les dé la gana, casi como el pago que tiene que dar por el favor que ellas le hacen de tenerla de su, prácticamente… chacha. Pearl es la hija mayor de Adri y es la viva imagen juvenil de Adri respecto a personalidad: creída, grosera, fría de corazón, y con una gran habilidad para hacer sentir mal a la gente, sobre todo a Cinder, por ser Ciborg… pero no todo está perdido en esta tierra erosionada, ¡Tenemos a Peony! Que si bien viene de una familia retorcida, ella no lo es, y gracias al Dios de los Ciborgs, es todo lo contrario a su hermana y madre: Es dulce, amable, alegre, y es la mejor amiga de Cinder, por la que siempre se preocupa y procura integrarla, aunque Cinder es consciente de que haga lo que haga, ellas jamás la aceptarán, de la misma forma como lo hacen con Iko, una androide con defecto de programación que tiene una personalidad… muy humana y es imposible no amarla en el primer momento que aparece. Si bien no dan la descripción completa de su aspecto físico, supongo que es como el monito ese de la Guerra de las Galaxias: R2-D2, ya que tiene un sensor azul y también una cabeza similar. 


 —¡El príncipe Kai! Tendrías que echarle un vistazo a mi ventilador, porque creo que estoy recalentándome.  
—Iko


Linh Cinder trabaja en un puestecito donde arregla androides, med-droides, Ciborgs, etc, etc, en el centro de Nueva Beijín, en una plaza, viendo cómo todos evitan acercarse a ella por ser Ciborg, motivo por el cual jamás se quitará sus guantes de trabajo, porque ella asegura que entre menos gente vea lo que en realidad es menos la mirarán con aversión. 

 Y es ahí, en su puestecito, donde todo empieza, cuando un buen día llega, el Príncipe, alias Su Alteza Real, no mejor llámame Kai, quien la busca para que arregle un androide que ya no’más no quiere jalar, o sea, no funciona… ¿ven cómo no es igual que Cinderella? Y asegura que tiene información de Seguridad Nacional (?) pero el problema no es el de que Cinder no pueda arreglar al androide, ¡No, eso pasa a segundo plano!, sino que aquí la Ciborg, tendrá cables, pero también tiene corazoncito, el cual casi se le derrite al ver a Su Alteza en persona frente a ella… y sonriéndole. Y teniendo en cuanta que el Príncipe Kaito (Me abstengo de hacer comentarios sobre su nombre) es una persona centrada, preocupada por su pueblo, amable y linda… ¿pues cómo no quedarse boquiabierta, verdad? 

Sí, todo muy bonito…pero ¡Ah!, ahí se acaba el cuento de hadas. El encanto se rompe cuando por motivos que no diré porque sería demasiado spoiler y ya tengo suficiente con todos los que se me salen y le echo a perder la lectura a mi Parabatai; nuestra querida Cinder termina en un ala de investigación, donde, por azares del destino…. Un secreto es revelado, y es que ella tiene más partes biónicas que ningún otro ser que se haya estudiado ahí, o sea, casi un 37%, pero eso no es todo, ¡Ah, no! Porque no es sólo eso… tras estudios previos, que si digo, vuelvo a spoilear, se descubre que ella podría salvar al mundo de la perdición… ¡Paren su carro ahí!… ¿Qué? ¿Perdón? ¿Cómo? 

Pues sí, así como lo ven, Cinder es todo un estuche de monerías, que de repente, es el juguetito más nuevo y preciado del doctor Erland, un hombre que es clave y parte importante en esta trama, y quien descubre en Cinder algo increíble respecto a… a… ¡Ah, ya me callo!, pero si creen que Cinder tiene suficiente con ser mecánica, Ciborg, no saber quiénes son sus padres, soñar cosas horribles, ser rechazada por su familia adoptiva y estar enamorada de Kai, pues se equivocan, porque aparte de todo…¡Aparte de todo!... nos llega la Reina Levana, un personaje bastante hermoso, pero también bastante macabro, procedente de Luna, o sea, así de simple y sencillo: la Luna. Ya que pues como se ha avanzado en tecnología… ¡Ya llegamos a la luna! ¡Y hasta la habitamos!... pero no cualquiera lo hace, ¡Ah, no! Eso sería sacrilegio, los únicos que pueden estar ahí, porque dijeron este cacho es mío, son los lunares, seres de belleza imposible, pero con un don oscuro, don que la misma Reina Levana (Siempre lo confundía con Ravenna) usa sobre ellos, y que, para nuestra desgracia, sólo espera el momento perfecto para usarlo con la tierra y sus habitantes, motivo por el cual el Príncipe Kai anda que no lo calienta ni el sol, sobre todo después de otro evento que resulta bastante impactante 

La Reina Levana es un ser hermoso, sí, de cuerpo perfecto, también, pero… peeeeeeeeeeero… es un ser cruel, lleno de ambición y avaricia que Marissa nos deja ver que será capaz de hacer todo lo que sea posible con tal de obtener lo que quiera, lo cual, nos remonta a un oscuro y tenebroso pasado, pero no lo diré porque les amargo la fiesta, y lo cual, señoras y señores… nos lleva al punto central de tooooodo este enredo, y donde todo se resume… a un chip y a una princesa muerta, pero donde Cinder, por andar de atrabancada, terminó enredada junto con el Príncipe Kai 

Quisiera extenderme un poco más respecto a Cinder, pero sería arruinar el encanto de este cuento que está atascado de spoilers y una palabra mal dicha y ya valimos grillo, que si bien en un principio pensé sería una copia barata, no es así, superó con creces mis expectativas, y nos plantea un mundo nuevo, que si bien es interesante, creo que le faltó explotar y explicar un poco más, pero aun así, no deja de ser una lectura, fácil, atrapante, cargada de misterio, comentarios sarcásticos, y que estoy segura podrá gustarles 



Puntos a favor 

Los elementos que Marissa trata en Cinder son muy buenos, porque da a demostrar que ha investigado y que el planteamiento sobre todos los Ciborgs, med-droides y androides fue muy bien pensado, no sólo dejando un Ciborg con una característica y a un androide con otra. No. Ella ha planteado todas su características, y aun más, nos ha sacado otras que ni siquiera esperábamos 

Cinder es un personaje que si bien es prácticamente una renegada, no deja de ser fuerte y decidida, que si bien tiene partes biónicas, también sigue siendo humana, y que sobre todas las cosas, tiene un humor y manera de ser bastante sarcásticas, irónicas y decidas, que me han gustado demasiado y que sólo por eso hacen que Cinder sea muy especial para mí 

Marissa Meyer creó una muy buena Comunidad Oriental no en cultura sino en sociedad, donde nos marca las diferencias sociales, y que no son entre las personas, sino entre los humanos y los robots, reflejando la forma en que actualmente uno se comporta con gente que no está a nuestro “nivel” y la forma en que la despreciamos cuando de ellos es que obtenemos lo necesario 

La historia de amor que plantea no es como las de siempre ¡No! Esta es muy diferente porque si bien dan detalles de que ambos se gustan, no es la típica historia donde fue amor a primera vista y ya estaban jurándose amor eterno, ¡No, señores! Sino que desarrolla las cosas poco a poco y la hace aun más creíble 

Otro punto que me fascinó, fue la forma en que todas mueren por Kai pero Cinder se resiste lo más que puede con respuestas esquivas y sarcasmo, y siempre recordándose a sí misma que no podría amarla porque es una Ciborg 

 —Vamos, que no va a ocurrir. ¿Qué tiene? ¿Diecinueve años?
 
Sujetó la linterna entre los dientes y cogió la llave inglesa que le tendía Iko. Los tornillos de detrás no estaban tan oxidados gracias a la protección que les brindaba el maletero, y solo necesitó darles unos pequeños y rápidos giros para desenroscarlos.
 —Casi diecinueve —contestó Peony—. Y es verdad. Lo dicen todos los enlaces de cotilleo. —Cinder gruñó—. Yo me casaría con el príncipe Kai con los ojos cerrados.
 —Yo también —la secundó Iko.
Cinder escupió la linterna y se arrastró para alcanzar la esquina que le faltaba.
 —Tú y todas las chicas de la Comunidad.
 —Como si tú no —dijo Peony.
 Cinder no contestó, concentrada en aflojar el último tornillo que sujetaba la magnetocorrea, hasta que este por fin se soltó y produjo un sonido metálico al caer al suelo. 


Hay una parte en Cinder donde hay un personaje que, se podría decir, ya nos da un avance de lo que sucederá, y teóricamente, con Cinder y ese personaje juntos, abre y cierra las Crónicas Lunares al mismo tiempo, en el primer libro, y muy sutilmente. Eso me gustó ¡Bien, Marissa! 






No sé si sea un punto a favor, o en contra, pero el final de Cinder que si bien es esperado, también es muy abierto, nos deja con unas cuantas dudas, pero la más grande es ¿Cómo será la siguiente Crónica? Porque si bien Cinder reaparece ahí, el libro no se centrará en ella por lo que creo, sino en Scarlet (Caperucita roja), quien se topará con ella en sus hazañas 





 Puntos en contra 

Si bien habla de una Comunidad Oriental nueva, por todos los eventos acontecidos, creo que a Marissa le faltó explotar un poco más esa cultura que es muy rica y basta, porque sólo se mencionan palillos, kimonos y grullas y nos deja con ganas de saber la estructura y forma de la ciudad, teniendo en cuenta lo avanzados que andan por esos lares actualmente. Mal Marissa. Creo que eso hubiera enriquecido aun más la lectura y hacernos adentrarnos aun más en la Nueva Beijín llena de tecnología, incienso, lamparitas de papel y Budas 

Un punto muy, pero que muy malo y que me repateó, fue que Marissa no escondiera la clave de todo el lío en que se ve Cinder y pudiera darnos la sorpresa al final. De hecho fue al contrario, lo intuías a cada momento, pero no sé si lo hizo a propósito, quiero creer que sí, y de esa forma poder llevar los otros tres libros que faltan, ya que si el secreto no se hubiera revelado… pues entonces no hubiera tenido chiste la secuencia de libros… y el final 




Pero independientemente de todo esto, no dejen de leer Cinder, una lectura fresca y misteriosa que te atrapará por todos los secretos que guarda, y el amor imposible de Cinder hacia el Príncipe Kai que sin lugar a dudas te gustará




Extras: 

♥La muñequita que sirvió como modelo para la portada en español se puede encontrar en el sitio Enchanted Doll, que sin duda, es preciosa. Quedé enamorada de esta muñequita, tanto por lo cuidado de su rostro a la hora de pintarlo, como de su ropa, que parece tan... acertada respecto a Cinder, que... no sé. Me gustó mucho. ¿Qué opinan?



♥La secuela de Las Crónicas Lunares: Scarlett, está programada para ser publicada el próximo 5 de Febrero del 2013 y que como se informó, se basará en Caperucita Roja y El Lobo 





Puntuación

5/5



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas? :)

Todos tenemos derecho de expresar nuestra opinión, pero recuerda que es siempre con respeto hacia los demás y sus opiniones. Cualquier comentario ofensivo y/o agresivo será eliminado

NO SPOILERS, POR FAVOR. No arruinemos la lectura de los demás como nosotros no queremos que arruinen la nuestra ;)

Te recordamos que The Scarlett's Place NO es un blog de descargas ni mucho menos envío de PDF's. Es sólo un blog de reseñas literarias :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...